Pinturas epoxi vs. Pinturas de poliuretano

Pinturas epoxi vs. Pinturas de poliuretano

 

Dos de los tipos más comunes de pinturas para uso industrial son las pinturas epoxi y las pinturas de poliuretano.

 

Ambas se utilizan para proteger instalaciones industriales, pero cada una tiene sus características y depende de las necesidades que tengamos nos será más útil una o la otra.

¿Qué es la pintura epoxi?

 

La pintura epoxi es un recubrimiento de dos componentes elaborado con un polímero llamado resina epoxi, que adquiere dureza cuando se le añade un catalizador.

 

Una de sus principales características es que se pueden aplicar en una gran variedad de superficies, en ambientes tanto de exterior como de interior y resiste bien condiciones de alta humedad o cambios de temperatura.

 

Es muy resistente a agresiones mecánicas como roce, golpes o abrasión, por lo que resulta  muy útil en sitios con un alto tráfico de personas o en las que se usa maquinaria pesada.

 

También resiste bien las agresiones químicas como derrames de ácidos, aceites, disolventes y otros productos. Resiste bien la corrosión.

 

Es muy higiénica, impidiendo la proliferación de hongos o bacterias, y se pueden limpiar con mucha facilidad. Se puede limpiar bien con agua y jabón neutro.

 

Mantiene sus propiedades durante muchos años y requiere poco mantenimiento, alargando también la vida útil de los elementos que cubre.

 

Da a las superficies un aspecto limpio y bonito. Se puede encontrar en muchos colores, con lo que se puede personalizar el espacio según el gusto de cada persona.

¿Qué es la pintura de poliuretano?

 

Es un recubrimiento de dos componentes que se elabora usando como base el poliuretano y se le añade un catalizador.

 

Sus principales ventajas son una alta resistencia al desgaste y a los impactos, buena elasticidad y capacidad de soportar pesos.

 

Como punto negativo podemos destacar que su aplicación es más complicada y requiere más preparación y experiencia.

¿Cuál es mejor?

 

Cada una tiene sus propiedades y presenta puntos fuertes y débiles.

 

La pintura de poliuretano ofrece una gran resistencia a la abrasión y a los productos químicos como disolventes. Además es muy flexible y absorbe bien los impactos y resiste bien las cargas pesadas. La pintura epoxi, en cambio, resiste menos este tipo de ataques.

 

La pintura epoxi es muy útil para cubrir grietas o nivelar superficies. También presenta una gran adherencia a muchos tipos de materiales y resiste bien la humedad o cambios de temperatura.

 

Ambas tienen una vida útil considerable y se pueden adaptar y personalizar dependiendo de la superficie en la que las queramos aplicar.

 

Tienen una resistencia más que aceptable tanto a agresiones mecánicas como químicas y son higiénicas, es muy fácil mantenerlas en buen estado y limpias con un mantenimiento básico.

 

Podemos decir que las dos nos ofrecen unas propiedades muy interesantes y dependiendo de las necesidades que tengas te interesará más una o la otra.

 

Aunque si no te decides, una buena opción es aplicar las dos, aplicando primero la pintura de poliuretano y después aplicar la epoxi para dar un acabado perfecto.


Comentarios: 0